La FDA emitió una Warning Letter a Altaire Pharmaceuticals, Inc., un fabricante estadounidense de preparaciones oftálmicas estériles, por encontrar numerosas deficiencias graves relacionadas con la integridad de datos en la monitorización ambiental y en el laboratorio de control, los procedimientos de vestuario, la simulación del llenado aséptico y el mantenimiento y limpieza de equipos de producción.

Deficiencias en integridad de datos y monitorización ambiental

Un analista había registrado como “0” el resultado de una placa de agar para el control ambiental en áreas ISO 5, y luego había desechado la placa. Ese mismo día el inspector recuperó la placa y encontró que contenía colonias demasiado numerosas para contarlas. Además encontró que la monitorización del personal después de la actividad de producción aséptica no se realizaba desde hacía más de un año, sin embargo, los operarios siempre registraban el resultado “0” en los formularios provistos.

Deficiencias en integridad de datos en controles de laboratorio

La inspección descubrió casos de resultados de laboratorio falsificados. Por ejemplo, el personal del laboratorio había evaluado y etiquetado los medios del ensayo de esterilidad como “no turbios”. El inspector notó que los medios probablemente sí estaban turbios, sin embargo, el fabricante nunca cuestionó la esterilidad de los productos, y describió la turbidez como “inherente”. La FDA duda de esto y afirma que en el caso de una turbidez inherente de los medios, debe demostrarse que esta turbidez inherente de ninguna manera enmascara una turbidez causada por el crecimiento microbiano. Según la FDA, se han lanzado al mercado lotes de un producto oftálmico que deberían haber sido estériles, sin demostrar su esterilidad.

Deficiencias en el procedimiento de vestuario

La inspección notó operarios mal vestidos durante la producción aséptica. Varios operarios exponían la piel (frente, nariz y los lados de la cara), debido a capuchas y gafas que no ajustaban bien. Además detectó que los guantes estériles no se envolvían individualmente y que antes de ingresar al área estéril, los operarios los recuperaban de un contenedor a granel, lo que compromete seriamente su esterilidad. El laboratorio indicó que utilizaría ropa protectora nueva y mejor ajustada, abrió una investigación para el lote fabricado y revisó los datos de personal y monitorización ambiental. La FDA criticó que no se extendió la evaluación a todos los demás lotes que podrían estar afectados negativamente por las malas prácticas de vestuario.

Desviaciones en la simulación de llenado aséptico

La inspección detectó que no se realizaba un número suficiente de intervenciones de rutina durante el media fill. Además, el tipo de procedimiento y la complejidad del procedimiento no correspondía con los de rutina por lo que tampoco eran representativos. Tampoco realizaban intervenciones no rutinarias como ajustes del equipo. Además, no siempre se cumplía el número de simulaciones de llenado aséptico requerido por el procedimiento de la compañía, por ejemplo, no se realizaron media fill en dos salas de llenado aséptico durante todo un año.

Desviaciones en el mantenimiento y la limpieza

El mantenimiento y la limpieza del equipo de producción también dieron lugar a quejas. Por ejemplo, se utilizaba papel de aluminio y cinta adhesiva en una línea de llenado. Según el fabricante, el papel de aluminio sirve para evitar que la parte superior de las botellas caiga de la tolva. Además, se había detectado suciedad en la sala limpia y el carro de transporte. Otro problema grave es que ya se habían encontrado violaciones similares de las GMP en las inspecciones realizadas en varios años anteriores.

Recomendación de la FDA

La FDA recomendó encarecidamente al laboratorio, que contratara a un consultor externo para remediar todas las deficiencias.

Aquí podéis consultar la Warning Letter completa