La FDA emitió una Warning Letter a un fabricante de medicamentos en USA, por deficiencias en la gestión de CAPAs y resultados OOS, y por tener un sistema de agua farmacéutica defectuoso.

Mala gestión de desviaciones

La FDA califica de inadecuado al sistema para investigar desviaciones y resultados OOS en la monitorización del sistema de agua purificada, y critica la investigación de causas, la definición de las acciones y la gestión de tiempos de investigación y evaluación de desviaciones. En la inspección detectó que durante más de un año se produjeron muchos problemas graves que no se investigaron correctamente. Durante este período, sin embargo, la producción continuó.

En su respuesta, el laboratorio declaró que la unidad de calidad cerraría las desviaciones abiertas en 30 días. Para la FDA, esta respuesta no es suficiente ya que no aborda los posibles efectos que podrían surgir de las desviaciones insuficientemente investigadas.

La FDA espera una revisión retrospectiva de todas estas desviaciones y resultados OOS, y un análisis de las implicaciones que pueden existir para los lotes de productos en el mercado estadounidense. Además, la FDA espera una descripción detallada de todos los casos de OOS desde 2017 para materias primas, controles en proceso, productos terminados liberados y pruebas de estabilidad.

Deficiencias en el agua farmacéutica

La FDA consideró que no existe evidencia de que el fabricante tenga bajo control el diseño, control, mantenimiento y monitorización del sistema de agua, y que por lo tanto, no puede demostrar que es capaz de producir consistentemente agua farmacéutica de la calidad requerida.

La FDA también califica al muestreo como inadecuado. Durante la revisión de los datos de 2018, encontró que numerosas veces, los valores límite de TOC y conductividad no se habían cumplido.

Tampoco encontró una validación de la desinfección del sistema. La FDA considera que la respuesta del fabricante es insuficiente ya que no proporciona detalles sobre cómo se debe establecer la validez del sistema.

La FDA también exige una evaluación retrospectiva de las posibles repercusiones en la calidad del producto que podrían ser causadas por el agua utilizada.

Deficiencias en los procesos de limpieza

La Warning Letter también incluye deficiencias en la limpieza de equipos de fabricación. La FDA considera que la limpieza de los equipos compartidos es insuficiente, y que las mangueras de transferencia que se usan para múltiples productos tampoco estaban controladas.

La FDA espera que se valide la limpieza de cada equipo y utensilio que se utilice para fabricar múltiples productos. En particular espera que se analicen la toxicidad y la solubilidad en agua de los principios activos, y la accesibilidad de las diferentes partes del equipos durante la limpieza, utilizando el enfoque del peor caso.

Deficiencias en el programa de estabilidad

El programa de estabilidad del fabricante también fue criticado. Según la FDA, el programa de estabilidad de la compañía no puede demostrar la vida útil de los medicamentos hasta su fecha de vencimiento. Por ejemplo, no se había completado la validación del método analítico para detectar productos de degradación en producto terminado.

Curiosamente, las deficiencias mencionadas no son nuevas para la FDA. Ya se habían encontrado y advertido infracciones similares durante las inspecciones en años anteriores, y el fabricante había sido notificado a través de los Formularios 483. Ahora finalmente se emitió la Warning Letter.

Aquí podéis consultar la Warning Letter.