EmpowermentEl vocablo inglés Empowerment, puede traducirse como fortalecimiento, capacitación, delegación de responsabilidad, participación, integración, independencia o emancipación.

En el ámbito de la psicología de relación entre colectivos a partir de factores sociales y ambientales, el Empowerment se refiere a que las personas y/o grupos organizados cobren autonomía en la toma de decisiones y logren ejercer control sobre sus vidas, basados en el libre acceso a la información, la participación inclusiva, la responsabilidad y el desarrollo de capacidades. Así, el Empowerment es una esfera superior en los procesos de organización social y empresarial.

Empowerment y la organización del Siglo XXI

En las empresas modernas, el Empowerment es un medio para eliminar burocracias, ganar flexibilidad y aumentar la productividad y competitividad. Uno de sus grandes beneficios es que favorece desarrollo y el uso de los talentos ocultos que existen en las personas. Es la filosofía necesaria para dirigir las organizaciones del Siglo XXI.

En épocas de cambios rápidos y profundos como la actual, el ser capaz de potenciar todas las habilidades internas de una compañía para adaptarse a entornos cada vez más complejos y competitivos, es un factor de supervivencia.

Empowerment y cultura de empresa

En la raíz de la cultura empresarial están los valores en los que se basa la organización. Excelencia, Calidad, Eficiencia, Innovación, son algunos de los valores que los directivos actuales necesitan desarrollar y potenciar. El Empowerment permite incrementar los puntos fuertes de nuestra organización para comprometer lealmente a todas las personas en el fortalecimiento de esos valores.

Empowerment y Sistema de Calidad Farmacéutico

Dentro del nuevo sistema de calidad propuesto por ICH Q10 para la industria farmacéutica del Siglo XXI, la implicación de la Dirección en el fortalecimiento y optimización del sistema de calidad, es uno de los factores clave para demostrar un sistema sólido y fiable, capaz de controlar su propio riesgo y de conocer a fondo sus productos y procesos. Esta implicación es la puerta para acceder a la flexibilidad regulatoria que permita mayor capacidad de acción a la empresa, basada en la mejora continua.

El Empowerment, como herramienta de responsabilidad, autonomía e implicación, es un factor clave para implantar el nuevo Sistema de Calidad Farmacéutico que, manteniendo los niveles actuales de calidad, permita a las empresas aumentar considerablemente su nivel de productividad y competitividad, imprescindible para competir en el mercado actual.