ICH Q10: Implicación y soporte de la DirecciónLa implantación y mantenimiento de un Sistema de Gestión de la Calidad requiere imprescindiblemente del soporte activo de la dirección de la compañía que debe:

  • Definir los estándares y las políticas de calidad que deben aplicarse
  • Marcar las prioridades industriales, los objetivos de calidad y el nivel de riesgo aceptable por la empresa
  • Aportar los recursos necesarios para poner en marcha esas políticas con las prioridades y el nivel de riesgo definidos

La inversión en calidad implica definir las estrategias para reducir el nivel de riesgo actual y asumir los costes relacionados. Si bien tiene innumerables ventajas, es una tarea larga, laboriosa y tiene un coste evidente que debe ser comprendido y asumido por la dirección, quien debe dar los medios y el apoyo necesario para llevarla a cabo.

También la dirección debe comprometer a todo el equipo de personas de los distintos departamentos, motivándolos e implicándolos en la realización de los trabajos. Sin un real compromiso de la dirección en el efectivo cumplimiento del programa de implantación de un Sistema de Gestión de la Calidad, este está irremediablemente condenado al fracaso y es mejor dejarlo para otra ocasión más favorable.

ICH Q10 habla de siete responsabilidades críticas de la Dirección:

  • Compromiso

La dirección tiene la autoridad y la responsabilidad última de asegurar que se ponga en marcha un Sistema de Calidad, y eso debe hacerlo saber a toda la Compañía.

  • Política de Calidad

El establecimiento de una Política que describa las intenciones y la orientación de la Compañía hacia la Calidad, que sea conocida por toda la organización.

  • Planificación de la Calidad

Se propone el uso de indicadores que ayuden a medir la eficacia de los Sistemas de Calidad y si se han alcanzado los objetivos marcados o no, como herramienta imprescindible de la mejora continua.

  • Gestión de los recursos

El aportar los recursos necesarios, materiales, humanos y económicos, es una de las responsabilidades irrenunciables e indelegables de la Dirección de la Compañía.

  • Comunicación Interna

Procesos de comunicación interna, tanto de los riesgos que se asumen como de los logros y fracasos, es otra de las características de un Sistema de Calidad orientado a responsabilizar a toda la organización en el logro del objetivo común.

  • Revisión del Sistema

Podemos considerarlo como uno de los medios más efectivos para evaluar la adecuación del sistema y si realmente es tan efectivo como deseamos.

  • Supervisión de actividades sub-contratadas

Todo Sistema de Gestión de Calidad debe asegurar que cualquier actividad contratada cumple con los mismos estándares de calidad que si se hiciera internamente.

Os invito a participar dando vuestra opinión.