International Narcotics Control Board

El International Narcotics Control Board (INCB) de las Naciones Unidas (UN), en su informe 2018 se centra principalmente en el cannabis y los cannabinoides para uso médico, científico y recreativo, y trata sobre el cannabis, sus derivados y las convenciones internacionales de fiscalización de drogas, los registros farmacéuticos y regímenes de prescripción, los usos médicos de los cannabinoides, la legalización del uso no medicinal del cannabis, y sus implicaciones para el control internacional de drogas.

Los gobiernos de varios países (incluida Alemania desde 2017) han aprobado leyes que permiten a los pacientes que padecen ciertas afecciones médicas (como cáncer terminal, epilepsia y enfermedades neurológicas), usar cannabinoides y cannabis medicinal para tratar los síntomas de sus enfermedades.

El informe del INCB presenta ejemplos de cómo varios países de todo el mundo han establecido esquemas de acceso especial para cannabinoides:

Cannabis medicinal en Israel

Desde 2001, Israel ha permitido el uso médico del cannabis, con la aprobación y supervisión de la Unidad de cannabis medicinal del Ministerio de Salud.

Entre otros, la Unidad autoriza a los cultivadores a producir cannabis y suministrarlo a los pacientes. También otorga permisos para que los pacientes consuman cannabis a base de hierbas por recomendación de un médico.

Israel también suministra cannabis a base de hierbas como un aceite o como una flor seca para fumar o vaporizar.

Cannabis medicinal en Holanda

En 2003, se aprobó una legislación en Holanda para permitir que los médicos receten cannabis para una variedad de indicaciones médicas. El cannabis se produce bajo licencia del gobierno por una empresa privada, y se dispensa por los farmacéuticos a los pacientes de forma estandarizada para consumo oral, con receta médica.

Cannabis medicinal en Suiza

En 2011, se aprobó una legislación en Suiza para permitir el uso médico del cannabis para tratar el dolor crónico y la espasticidad en circunstancias excepcionales, con la aprobación de la Swiss Federal Office of Public Health.

Los médicos pueden solicitar una licencia para que cada paciente use un THC sintético (dronabinol) disponible en el mercado, o una tintura de cannabis sativa que contenga un 5% de THC, preparada por un farmacéutico.

Cannabis medicinal en USA

En los Estados Unidos, el uso médico del cannabis ahora está permitido en más de 30 estados, y en el Distrito Federal de Columbia.

Cannabis medicinal en Canadá

Canadá estableció una industria de cultivo de cannabis en la que los productores autorizados pueden proporcionar cannabis directamente a los pacientes con documentos médicos que autorizan el uso médico del cannabis.

Convención única sobre estupefacientes

El cannabis se incluye actualmente en las Listas I y IV de la Single Convention on Narcotic Drugs de 1961, enmendada por el Protocolo de 1972.

Los principales cannabinoides con propiedades psicoactivas, a saber, el THC y sus isómeros y sus variantes estereoquímicas, se incluyen en la Lista I del Convention on Psychotropic Substances de 1971.

Cannabinoides Medicinales

En su informe anual de 2017, la INCB volvió a examinar la terminología que rodea el uso médico de los cannabinoides. En consecuencia, en el informe 2018, el término “cannabinoides medicinales” se refiere solo a los cannabinoides que se han extraído de la planta o sintetizados, se ha evaluado su seguridad y eficacia en ensayos clínicos controlados, y se ha autorizado su uso como medicamentos.

Sin embargo, la OMS propuso recientemente volver a clasificar el estado del cannabis.